Guión de Mesías: Episodio 4

¿Quién es este antiguo personaje que aparece al epicentro de la historia?¿Es un gran maestro? ¿Un revolucionario? ¿Un Profeta? O ¿es realmente el hijo divino de un padre divino, el Salvador del mundo? Buscando contestar estas interrogantes, muchos estudiosos han puesto de lado la divinidad de Jesús y han separado al hombre mortal de aquel Jesús de fe,… el Hijo de Dios. Hoy, intelectuales mormones buscaran unir de nuevo la historia y la fe, el estudio científico y la revelación moderna, y así lograr un mejor entendimiento de quién era, y sigue siendo hoy, Jesús.

Dentro de las páginas del Antiguo Testamento, la frase: “Así dice el Señor” aparece más de 400 veces cuando los profetas citan las palabras de Dios. Un ejemplo es cuando Moisés pronunció estas palabras ante el Faraón o cuando Jeremías las dijo a todo Jerusalén. Sin embargo, la expresión no se encuentra en El Nuevo Testamento. Al contrario, el hijo del carpintero simplemente pronuncia, “De cierto os digo”. Desde el Sermón del Monte hasta el milagro en la tumba de Lázaro, El Dios de Israel habla por sí mismo.

ANDREW SKINNER: Desde finales del siglo 18, algunos estudiosos del Nuevo Testamento se han embarcado en lo que ellos se refieren como la búsqueda del Jesús histórico, es decir lo que realmente Jesús dijo e hizo. Sus investigaciones los han llevado a indagar en la historia, teología, arqueología y filología, que estudia las antiguas lenguas. Por lo general, estos académicos han rechazado todo lo relacionado con lo sobrenatural, lo que afirme la autoridad divina o lo que sugiera cómo vivir nuestras vidas.

JOHN S. TANNER: Este lugar maravilloso situado en la parte norte del mar de Galilea, es donde se realizaron muchos de los eventos en la vida de Jesús. Esto para mi es lo primero que hago para orientarme.

S. KENT BROWN: Betsaida está alrededor de la parte norte del Mar de Galilea, en dirección a la esquina noreste.

GAYE STRATHEARN: Ese fue el hogar de Pedro, Andrés y Felipe. Ahí nacieron ellos.

JOHN S. TANNER: Eso es una especie de cima, ¿No es así?, del lago, justo aquí, ¿la cima?

S. KENT BROWN: Sí.

GAYE STRATHEARN: Sí, la moderna excavación arqueológica de este lugar está un poco más alejada del mar. En los tiempos de Jesús el mar estaba mucho más lejos.

messiah jesus christ mormon filmS. KENT BROWN: El río desemboca en el mar de Galilea y de hecho divide territorios. En el lado este estaba el territorio de Herodes Filipo, uno de los hijos de Herodes el Grande y en el lado oeste estaba el territorio de Herodes Antipas, quien fuera el gobernante de Nazaret y sus alrededores durante el tiempo en que Jesús creció.

GAYE STRATHEARN: ¿No fue él también él que dio muerte a Juan el Bautista .

S. KENT BROWN: Así es. Cruzando el río Jordán, justo donde desemboca en el mar, ahí se encuentra Capernaún.

GAYE STRATHEARN: Capernaún era un lugar realmente muy, muy importante para el ministerio de Galilea. Capernaún fue la cede de Jesús mientras él estuvo predicando. Aún cuando él viajaba por toda Galilea, siempre regresaba a Capernaún. Así que este era su hogar.

JOHN S. TANNER: El creció en Nazaret, pero realmente Capernaún era su segundo hogar. ¿Qué esta después de Capernaún? ¿Por ahí se encuentra la colina de las bienaventuranzas?

S. KENT BROWN: Es correcto. Hay una colina que sobresale, ¿Es ese el lugar donde el Sermón del Monte se llevó a cabo?

GAYE STRATHEARN: Así es. Precisamente es esa pequeña colina frente de nosotros. Ese es el lugar donde Jesús dio el Sermón del Monte.

JOHN S. TANNER: Hay una pequeña iglesia allí en memoria del Sermón en el Monte.

JOHN W. WELCH: Una de las principales dudas que la gente tiene al momento de analizar el marco histórico del Sermón del Monte es que no saben cuándo sucedió. ¿Fue realmente un discurso que Jesús dio? ó ¿Es una colección de versos que quizás Mateo recopilo después? No existe consenso alguno entre los estudiosos del Nuevo Testamento de la época en que el Sermón del Monte ocurrió. Algunos dicen que se escribió mucho después. Pero otros lo ven como un texto que fue escrito antes de Mateo, un texto que Mateo encontró y que usó e incorporo en su evangelio. Esto tiene sentido, porque una quinta parte de las palabras usadas en el Sermón del Monte nunca más las volvió a usar. Estas palabras no son las que Mateo usaba, ni tampoco están en su vocabulario. Incluso Mateo incluye partes del Sermón del Monte que son desconcertantes y no hace una pausa para explicar lo que quieren decir.

Por ejemplo, la parte donde habla sobre que no debemos de lanzar perlas a los cerdos o dar las cosas santas a los perros, parece ser una enseñanza muy importante de lo sagrado o del trato sagrado que debemos de dar a esas cosas, pero Mateo nunca se detiene a explicar esto, lo cual normalmente hubiera hecho si él hubiera creado este texto como una introducción a las enseñanzas y evangelio de Jesús.

GAYE STRATHEARN: Notamos que el sermón en Lucas es bastante diferente del sermón en Mateo. Muchos estudiosos dicen que el sermón de Lucas, que es mucho más corto que el de Mateo, probablemente refleja mejor históricamente el sermón que Jesús dio. Si asumimos esto, y después decimos, bueno es que el sermón de Mateo es mucho más largo, más detallado y más elaborado en muchos aspectos que el sermón de Lucas, entonces, ¿cómo es que la versión de Lucas fue escrita antes que la versión de Mateo? Si hubiera ocurrido de esa manera, la versión de Mateo hubiera tenido que haber sido inventada por los Cristianos tiempo después. Jesús nunca habría dado el sermón del relato de Mateo. Bueno, para los Santos de los Últimos Días esto es incongruente, ¿No es cierto? Si vemos en Tercer Nefi, el recuento del sermón de Jesús se acerca más a la versión de Mateo que a la de Lucas. Por ende sabemos que fue un solo sermón y no una recopilación de varias enseñanzas a lo largo de la vida de Jesús.

JOHN S. TANNER: El mensaje y los milagros de Jesús han tenido un profundo impacto en la historia del mundo. Pero ¿Realmente fue él quien hizo y dijo todo lo recopilado por los escritores de los evangelios?, ¿Podemos confiar en sus palabras? Como usted sabe, la mayoría de la investigación moderna es muy escéptica en esto. Si a esta investigación le sumamos lo registrado en el libro de Mormón, llegaremos a la conclusión que este confirma a detalle la precisión histórica de los pasajes de la vida de Jesús que encontramos en el Nuevo Testamento.

GAYE STRATHEARN: Correcto. En el libro de Mormón, Jesús sana al enfermo, da vista al ciego, ordena sus apóstoles y establece su iglesia. Aun más importante es su aparición en las Américas ya resucitado y glorificado de la misma manera como apareció ante sus discípulos en el viejo mundo.

JOHN S. TANNER: Cuando comparamos lo que Jesús dice y hace en el Nuevo Testamento con lo registrado en el Libro de Mormón, éste confirma y corrobora que él es el Mesías. Tanto el libro de Mormón como en el Antiguo Testamento reafirman mutuamente que él es el Mesías.

GAYE STRATHEARN: Una mejor manera de apreciar esto es tomar las enseñanzas de Jesús y estudiarlas cuidadosamente en ambos textos y el Sermón del Monte es una gran oportunidad para hacerlo.

JOHN S. TANNER: Efectivamente.

GAYE STRATHEARN: A menudo las similitudes entre el Sermón en Mateo y el de Tercer Nefi son usadas como prueba en contra del Libro de Mormón y se le toma como si solo fuera una copia de la Biblia. Hace algunos años un distinguido investigador del Nuevo Testamento, Krister Stendahl, vino a BYU y examinó y comparó el Sermón del Monte en Mateo con el Sermón en el Templo. Aunque no estoy de acuerdo con todo lo que dijo, una de las cosas que mencionó es fundamental para entender el Sermón del Monte en Mateo, incluso como santo de los últimos días. Él dijo que Jesús enseñaba como un Rabino y que reinterpreta la ley de Moisés para aplicarla en sus días. Y él dijo que Jesús no fue muy diferente a los otros rabinos del primer siglo. Pero cuando Jesús pronunció el sermón del templo en Tercer Nefi, él lo hizo como el Mesías. Esta es una diferencia muy importante desde el punto de vista de un no-mormón.

Y él llegó a esa conclusión tras estudiar muy cuidadosamente los dos textos. No sólo de las similitudes, sino también las diferencias. Y aun cuando las diferencias son pequeñas y pueden pasar desapercibidas, si uno lee cuidadosamente estos textos estas son realmente significativas.

Algunos de los pasajes donde él percibió estas significativas diferencias, todos empiezan con una misma frase: Venid a mí. Él la dice en los versículos del 18 al 20. Observen cuantas veces aparece esta frase: Venid a mí: “Porque en verdad os digo, ni una jota, ni una tilde ha pasado de la ley, sino en mi toda se ha cumplido”. “Y he aquí, os he dado la Ley y los mandamientos de mi padre para que creáis en mí, que os arrepintáis de vuestros pecados y vengáis a mí con un corazón quebrantado y un espíritu contrito. He aquí, tenéis los mandamientos ante vosotros, y la ley se ha cumplido. Por tanto, venid a mí y sed salvos”. (3 Nefi 12:18–20).

Vemos que esta frase sigue apareciendo. Si vemos más adelante, en el registro de Mateo en la parte en que él habla de que si tienes ira en contra de tu hermano debes dejar la ofrenda en el altar e ir y solucionar el problema y después regresar. En el versículo 23 el altar se ha remplazado : “Por tanto, si vienes a mí, o deseas venir a mí y te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, ve luego a tu hermano y reconcíliate primero con él y luego ven a mí con íntegro propósito de corazón y yo te recibiré”. (3 Nefi 12:23–24).

Jesús ha remplazado el altar consigo mismo como el centro de salvación. Esta es una gran diferencia entre Mateo y Tercer Nefi.

Y la ultima, quizás la más importante, se encuentra en Mateo, “ ve y sed perfectos, aún como vuestro Padre que está en el cielo es perfecto”. Mientras que en Tercer Nefi dice: “Por tanto, quisiera que fueses perfectos así como yo o como vuestro padre que está en los cielos es perfecto”. (3 Nefi 12:48). Jesús se atribuye a sí mismo la perfección, lo cual le era imposible hacer en Mateo porque aun no había terminado su misión. Él no había efectuado la expiación ni había resucitado como en Tercer Nefi, donde él ya es un ser glorificado y esto se refleja en el sermón, algo que no se refleja en Mateo. Estas son diferencias muy significativas entre los dos libros. No es una simple copia o replica de la versión de Mateo.

JUAN HENDERSON: Cuando él Señor termina de dar su sermón que el Padre le ha encomendado dar a los Nefitas, se voltea hacia ellos y les dice: “Percibo que ustedes quieren que les muestre los milagros que realicé en Jerusalén.” Y les dice que ellos tienen la fe suficiente para él pueda hacer estos milagros, así que les pide traer a sus enfermos, afligidos y demás. Y en las escrituras se dice que trajeron a gente con toda clase de enfermedades y Jesús los sanó a todos ellos. Este es un testimonio poderoso, no sólo de palabras sino de hechos. El registro bíblico de lo que Cristo hizo cuando sanó a sus hermanos y demás también se encuentra el Libro de Mormón. Este es el segundo testigo de que Jesucristo pronunció esas palabras y que realmente realizó los milagros que se encuentran en la Biblia.

S. KENT BROWN: Un prominente historiador de la Biblia ha preguntado, ¿Cual es el significado del Sermón de Monte? Esta es una pregunta que los cristianos se continúa haciendo y que los teólogos aun no han podido responder concretamente. La principal razón por la que el sermón del monte continúa siendo un texto difícil para muchos es porque no se logra entender si habla de ¿un solo tema o lógica?, ó ¿es una colección incoherente de diferentes versos?

GAYE STRATHEARN: Creo que el sermón del templo en el Libro de Mormón nos da algunas pistas para responder esta pregunta tan importante.

S. KENT BROWN: Estoy de acuerdo. El Sermón del templo es evidencia de que los dos sermones son en realidad textos sagrados, que contienen alusiones y conexiones a las celebraciones centrales y a las enseñanzas más sagradas de la antigua adoración Israelita.

ANDREW SKINNER: Casi todo en el Sermón del Monte se puede ver dentro del contexto del templo. Esto es particularmente cierto en la oración del Señor, que es parte del Sermón del Monte. Jesús está instruyendo a sus discípulos en la manera de orar y del contenido que sus oraciones deben tener, así como algunas expresiones que debemos utilizar cuando nos dirigimos a Nuestro Padre Celestial. Él le enfatiza de nuevo a sus discípulos que ellos tienen un Padre Celestial, “Nuestro Padre que está en el cielo”, lo cual es un concepto importante ligado al templo. A través del templo, nosotros deseamos estar ante la presencia de Dios.

De esta manera entendemos que Jesús les explica detalladamente a sus discípulos lo que pasa en el templo y la manera que deberán conducirse durante sus vidas.

Vaya a Episodio 4, Parte 2

Derechos de autor © 2017 Mesías - He aquí el Cordero de Dios. Todos los derechos reservados.
Este sitio web no es propiedad ni está afiliada a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces llamada la Iglesia Mormona o Iglesia SUD). Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Las opiniones expresadas por los usuarios individuales son de responsabilidad de los usuarios y no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Para visitar las páginas oficiales de la Iglesia, sírvase visitar LDS.org o Mormon.org.