Guión de Mesías: Episodio 5, Parte 2

KENT BROWN: Así que Jesús llega con los once. Judas ya se ha separado de ellos. Entran al jardín en algún lugar en la ladera del Monte de los Olivos. Jesús deja a ocho cerca de la entrada y entra con tres al jardín. Pedro, Santiago y Juan son los que han estado con él desde el principio.

Aquí debemos notar dos cosas básicas: La primera es la intensidad de sufrimiento que ahora desciende sobre Él. “Él les dice que está triste, hasta la muerte ”. El peso de nuestros pecados y nuestros errores está cayendo sobre un hombre sin pecado, de una manera tan enorme, que lo llevan a desear poner esto a un lado. Él los deja allí, se adentra en el jardín y ora. Y aquí viene la segunda parte. Cada uno de los evangelios sinópticos repite sus acciones en el tiempo imperfecto griego, que es el tiempo de una acción característica: “El solía hacer esto”, “ella solía hacer aquello”. Que también tiene que ver con acciones interactivas y repetitivas. Entonces cuando leemos que Jesús fue y se postró y oró; volvió se postró y oró, y nuevamente se postró y oró.

Los verbos en esta serie de acciones repetitivas le indican al lector la intensidad del sufrimiento que él atraviesa. El no ora solamente una vez. El debió haberse puesto de pie, tratando de fortalecerse y después va y ora nuevamente. Esta escena para mí es conmovedora y revela que en ese momento Jesús sufrió profundamente e inexplicablemente por usted y por mí.

CECILIA M. PEEK: Lucas nos da detalles que ningún otro evangelio comparte del conmovedor sufrimiento de Cristo en Getsemaní, aunque tenemos la confirmación del Libro de Mormón y Doctrinas y Convenios. Esto es lo que Lucas nos dice: Kai genomonos en agonia, ektenesterone pros ao heto. Kai agenoto hohedros, al tu hose thromboi haimatos katabainontes epi taingain, lo que traducido significa: “Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor, como grandes gotas de sangre, que caían a tierra”. (Lucas 22:24.

Aquí hay un par de frases claves: Una, es el término griego agonia, “Estando en Agonía”. Viniendo de la palabra griega agon que típicamente se usa para referirse a una competencia atlética. Así que algunos estudiosos han tomado la descripción de Lucas, acerca del sudor, siendo como gotas de sangre, para sugerir simplemente la ansiedad que siente un atleta antes de una competencia, lo cual es una interpretación interesante.

Estudiantes mormones de las escrituras, creen que realmente fue sangre y no mormones usan esta palabra que usa Lucas, ya sea tomada como adverbio o como adjetivo porque la palabra acá es hos. ¿Qué es lo que dice Lucas?: ¿Qué eran gotas de sangre? ó ¿Que parecían grandes gotas de sangre? Y sin ninguna otra información, no habría manera de saber con certeza en cuál de las dos frases se usa el hos para describir lo que Lucas quería decir. Pero adicionalmente tenemos escrituras restauradas, tanto en el Libro de Mormón en Mosíah, donde dice que Cristo sangró por cada poro y luego más específicamente en Doctrinas y Convenios, donde el Señor mismo habla, describiendo de la manera más clara y detallada como en ninguna otra parte de las escrituras su propia experiencia del sufrimiento durante la Expiación.

Él describe ese sufrimiento en estas palabras: “Padecimiento que hizo que yo, Dios, el mayor de todos, temblara a causa del dolor y sangrara por cada poro y padeciera, tanto en el cuerpo como en el espíritu, y deseara no tener que beber la amarga copa y desmayar. Sin embargo, Gloria sea al Padre, bebí, y acabe mis preparativos para los hijos de los hombres”. (Doctrina y Convenios 19:18).

Si hay alguna duda de lo que Lucas quiso decir, Cristo lo clarifica, diciendo que él sangró por cada poro.

messiah jesus christ mormon filmMARILYN ARNOLD: El Libro de Mormón expande nuestro entendimiento de la naturaleza infinita de la expiación. Es interesante que el término ”Expiación infinita”, sólo aparece en el Libro de Mormón. De hecho la palabra infinito sólo aparece en la Biblia tres veces y esas tres veces están en el Antiguo Testamento y ninguna de ellas se refiere a la expiación de Cristo. Así que esta es una nueva idea que expande el concepto de expiación al ser llamada infinita.

Por medio de la expiación los mortales fueron liberados de la muerte y el Infierno. Fueron liberados de la muerte del cuerpo y la muerte del espíritu; y Jacob es muy claro en esto. Este sacrificio del hijo de Dios es infinito y eterno. Ningún otro ser, a excepción de Dios podría haber llevado a cabo esta expiación infinita. Así que es infinito porque es el sacrificio del hijo de Dios, infinito y eterno.

JOHN S. TANNER: Nadie pasa por esta vida sin acumular algunos pecados y necesitamos esa expiación cada día de nuestras vidas. Estoy agradecido de que por medio del sacramento cada semana el Señor me permite renovar este convenio. Me encanta la palabra dispuestos en la oración sacramental, porque dice ¿Está usted dispuesto a tomar sobre si su nombre? Y pienso… ¡Señor, estoy dispuesto! Tal vez no fui perfecto esta semana, pero me comprometo por mi voluntad a vivir el evangelio. Y la única manera en la que puedo hacerlo es porque el Señor se sacrificó Él mismo. Y la única manera en que puedo lograr esto es porque el Señor nos ha permitido unir nuestra fuerza a Su fuerza para engrandecer nuestras aptitudes, por medio de las Suyas, porque no solamente nos ha perdonado sino también nos ayuda a ser aquello que tenemos la capacidad de ser, pero sólo con Su ayuda. Y cada día siento esto. Algunas veces esto es mucho mí, es simplemente muy difícil. ¿Cómo voy a hacerlo? Pero Él ha hecho esto posible por medio de Su Gracia.

VIRGINIA PEARCE: Pienso que hay una maravillosa sinergia entre mi responsabilidad de hacer todo lo que puedo hacer y que Él hará por mí lo que yo no pueda hacer. Esa es Su promesa en Su parte del convenio; y esta parte es la Gracia. Él no está solamente dispuesto a perdonarme y quitarme el dolor, sino que también está dispuesto a vendar las heridas de aquellos a los cuales yo he herido. Así que hay gracia por todas partes que se aplica a nuestras vidas, cuando nos esforzamos y trabajamos en hacer todo lo que nos es posible hacer.

MARILYN ARNOLD: The prayer Jesus uttered in Gethsemane is very, very brief, but it’s very, very moving. It touches us deeply. Because in this prayer, Jesus is pouring out His soul. He knows what ordeal He’s facing, and He’s pouring out His soul to His beloved Father. And we sense a lot of things in there that we could apply in our own lives I think, that this wonderful relationship that He and the Father have. La oración que Jesús ofreció en Getsemaní es muy breve, pero conmovedora. Nos toca profundamente porque en esta oración Jesús está derramando Su alma. Él sabe a la prueba que se enfrenta, y está derramando Su alma a Su amado Padre. Creo que vemos muchas cosas aquí que podemos aplicar a nuestras propias vidas y es esa maravillosa relación entre Él y Su Padre.

En el relato de Marcos de la oración, y la redacción es muy similar en los otros tres relatos de los evangelios, pero Marcos agrega la palabra Abba. Jesús se dirige al Padre como: “Abba Padre”. Esta es la clase de relación íntima que Él tiene con Su Padre. Y algunos de nosotros sentimos, en ocasiones, que el Padre está tan distante de nosotros que difícilmente le hablamos, aunque es apropiado el uso del lenguaje formal, le tenemos temor; pero es necesario entender que Él nos ama y que podemos tener esta tierna relación con Él.

Y él está allí, preguntándole al Padre si podría librarlo de esto, pero luego dice esas grandes palabras: Mas no sea mi voluntad sino la tuya, no lo que yo deseo, sino lo que tú deseas”.

CYNTHIA HALLEN: Él experimentó el dolor, la decepción y temor al fracaso y el dolor del rechazo, la ansiedad, la nostalgia y el deseo de reunirse con los seres amados, para que nosotros tuviéramos alegría y belleza a cambio de cenizas. Él literalmente lo hizo porque no quería que tuviéramos un falso substituto de la felicidad, no una felicidad cosmética o falsificada. Él quiere que tengamos la felicidad real, de tener un amor perfecto como él lo tuvo y como nuestro Padre Celestial lo tiene.

BRENT L. TOP: La Expiación de Jesús es profundamente personal, esto es lo que me transforma, cambia mis deseos, cambia mi naturaleza. Eso es la Expiación de Jesucristo. Redime, rescata, eleva, ama, nos transforma en nuevas criaturas.

KENT BROWN: Sin duda que una de las historias más conocidas del Nuevo Testamento es el arresto de Jesús. La conspiración, la intriga contra Él empezó muchos meses atrás. Una de ellas se fraguó en Galilea. Aparentemente los conspiradores se encontraron los unos a los otros cuando Jesús sanó al hombre con la mano seca.

Pero finalmente llega el tiempo en el que Judas lidera el grupo en dirección en donde sospecha que seguramente Jesús y los once están. Cada uno de los sinópticos dice que Judas se acerca a Jesús para besarle. Ambos Mateo y Marcos dicen que Judas lo hizo. Lucas lo deja implícito. Él realmente no dice que Judas le besó. He meditado en mi corazón si Lucas estaba tan ofendido, por esta escena, que no se pudo imaginar al traidor, besando al Maestro.

Cuando llegan los soldados para arrestarlo Jesús se acerca y les pregunta: “¿A quién buscáis?”. Ellos dicen: “Por supuesto, a Jesús de Nazaret”. Entonces Jesús dice: “Yo Soy él”. Aquí la expresión es el divino nombre, que se distingue de todo lo demás, cuando él dice: “Yo Soy”. Y esta gente, que aparentemente ha venido con temor imaginando lo que les podría pasar, empieza a retroceder y uno tropieza con el pie de la persona de atrás, y todos ellos terminan en el suelo. Es, de alguna manera, un poco jocoso, aunque por supuesto, es algo muy serio.

Después de que se han levantado y recuperado, él les pregunta de nuevo: “¿A quién buscáis?”. Y ellos dicen: “A Jesús de Nazaret”. Y él nuevamente les dice: “Yo Soy”, (Juan 18:4–8)

RICHARD ANDERSON: Cuando Jesús fue arrestado en el Jardín de Getsemaní los apóstoles huyen aterrorizados. Ellos habían tenido una escaramuza con un guardia y Pedro en particular, fue señalado por algunas personas como el enemigo que había atacado a uno de los individuos que trató de arrestar a Jesús. Los apóstoles se sienten como presas de caza y no revelan su paradero, aunque continúan juntos aconsejándose, tratando de reorganizarse y analizando lo que ha pasado y por supuesto, desilusionados por el fracaso de todos sus sueños y planes, ya que ellos no entendían cómo se cumpliría la profecía en cuanto Jesús dijo que Él les dejaría.

KENT BROWN: Así que lo arrestan, lo atan y continúan, presumiblemente al valle de Kidrón, caminando hacia la puerta de la parte este de la ciudad, por donde ellos podrían entrar y llegan a una escalera que conduce a la residencia de los Sumos Sacerdotes.

JOHN S. TANNER: Después de su arresto en Getsemaní, Jesús ya exhausto llega de nuevo al valle de Cedrón y tiene que subir estos empinados escalones hacia el palacio de Caifás, el Sumo sacerdote. Pedro y otro discípulo desconocido seguido de lejos a Jesús. Y allí en el palacio de Caifás, mientras Pedro espera en la obscuridad, Jesús, el Juez Eterno, es juzgado ilegalmente por hombres, en una audiencia nocturna, donde el veredicto se ha decidido mucho antes que comenzara el juicio. Como Mateo lo explica, la ironía de todo esto es que algunos de sus jueces se habían reunido y consultado en este mismo palacio dos días antes, para poderle tomar por sorpresa, y matarle. (Mateo 26:4, 59).

ERIC D. HUNTSMAN: A pesar de que los relatos de los evangelios nos pintan una escena dramática de los eventos de esa terrible noche, cuando Jesús fue traído, primeramente, ante las autoridades judías y luego a las romanas, necesitamos recordar que ellos no nos dan una clase en detalles legales, que realmente necesitamos para entender exactamente desde el punto de vista técnico lo que ha pasado. Ellos están tratando de pintar una escena de una realidad terrible, de cómo el Salvador del mundo fue falsamente juzgado y abusado y de cómo todos los involucrados, tanto los líderes judíos como los romanos, participaron en su errónea condenación. Efectivamente tenemos poca evidencia, de fuentes contemporáneas, de cómo los juicios judíos se llevaban a cabo en el templo del segundo período. Lo que tenemos es una gran cantidad de información legal, opiniones, memorias de cómo se hacían las cosas de una fuente posterior llamada Mishnah, que fue recopilada cerca de 200 D.C. De muchas maneras esto puede reflejar las prácticas usadas en el tiempo de Jesús, pero de alguna manera pueden que no reflejen lo que realmente pasó.

Vaya al Episodio 5, Parte 3.

Derechos de autor © 2017 Mesías - He aquí el Cordero de Dios. Todos los derechos reservados.
Este sitio web no es propiedad ni está afiliada a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces llamada la Iglesia Mormona o Iglesia SUD). Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Las opiniones expresadas por los usuarios individuales son de responsabilidad de los usuarios y no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Para visitar las páginas oficiales de la Iglesia, sírvase visitar LDS.org o Mormon.org.